Están actualmente en la Sede de la UNESCO, en París, con motivo del Día Internacional de la Luz. ¿Cuáles han sido sus impresiones?

  • Ángel Emir Zacarías Méndez: Me siento muy feliz y emocionado de estar aquí.
  • Maria Guadalupe Ramirez Reyes: Me siento muy feliz y estoy muy agradecida por tener la oportunidad de vivir una experiencia como ésta. Nunca hubiéramos imaginado un viaje así.

¿Qué recuerdos se llevan de esta visita a París y de su participación en el Día Internacional de la Luz? ¿Cómo piensan compartir estos recuerdos con el resto de la comunidad escolar cuando estén de regreso a su ciudad de Monterrey (en México)?

  • Maria Guadalupe Ramirez Reyes: Mostraremos las fotos a los alumnos, docentes y padres de nuestra escuela. Organizaremos una reunión para presentar todo lo que hemos visto y vivido. También compartiremos nuestra experiencia con la Coordinadora Nacional de la RedPEA de México y con las otras escuelas de la RedPEA del Estado de Nuevo León.

¿Su participación en esta jornada especial la alienta a continuar con su trabajo y a poner en marcha nuevas actividades vinculadas con la luz?

  • Maria Guadalupe Ramirez Reyes: Sí, esto ha reforzado nuestra motivación y la de mis colegas y alumnos. En cuanto recibamos un llamamiento para participar en actividades de la RedPEA pediremos participar en éstas. Alentaremos a nuestros alumnos a que participen en estas actividades para que puedan olvidar la violencia de la que son testigos, día a día, en sus barrios y, en ocasiones, en su medio familiar también.

¿Esta experiencia ha cambiado su visión en cuanto a su participación en la Red de Escuelas Asociadas?

  • Maria Guadalupe Ramirez Reyes: Sí, esta experiencia ha cambiado mi visión en este sentido, ya que hasta ahora teníamos la impresión de pertenecer a una red local/regional de escuelas asociadas de la UNESCO. No imaginábamos que una escuela pública mexicana como la nuestra pudiera ser seleccionada. Gracias a esta experiencia hemos podido constatar que cualquier escuela de la RedPEA puede, en efecto, ser seleccionada en cualquier parte del mundo.